Globered
Consigue tu propia página web

ESCRITOS Y POEMAS DE MARIO DANIEL BARAVALLE

0 0 0

La Historia Qué Formamos Sí Elejimos

Por: mario250 | Publicado: 23/02/2017 23:01 |

Ante la manifestación persistentes en asperezas con parte de lo que se ejercita, caridad que recrea para que entendamos cómo es sólo por su variedad de táctica las rígidas conmociones están para sometes desde el sentimentalismo y la comprensión dada a condicionamiento, teniendo origen catastrófico existen con él o se deja de existir al presente de la costumbre elegante por dormir en el pasado manejando conquista en el ser de comprensión palpable a horma que decide, básicamente no hay culpa en el otro se inventan, los enemigos quedaron sepultados por Cristo nuestro entendimiento, los negadores son personas de conflicto intimo que viven en guerra con ellos mismos festejan raíces burlándose, pretenden mostrarlo de modo futurista para exigir invariable paga de tesoros estoicos, habiendo generación huérfana sin guía por lo que otros privan, lo demás sabe ser un esbozo, pretexto por ruina del hombre en la división de partes, pues llegaremos a ser de lo que definiremos qué somos por lo contrario auto destruye la mente por el olvido relacionado a la conducta. Estamos presentes no distantes sí somos capaces de ordenar nuestra existencia para no extraviarla de la mala integridad sí alguien nos la ha confiado sino hay distancias, que quedaran impune a expensas de la muerte, intimidad tiene y ataja el pensar a la relatividad del vano resultado de aquel que estudie rigor, atentos a lo que se arruina influirse de guerra científica llevados a indocta rota por un desvió en lo que perdido aborta deformante al que no acepta la realidad libre del crecimiento que se fue dando a juicio por extremo próximos, apareciendo las equivalencias apetentes, símiles que no significan lo mismo aconsejando desprecio en ese sobrado de la manzana, no la vida en Cristo y no hablo de la carne ni del pecado dado que no es un objeto teñible sino intimidad donde el ser puede lograr su formación. (Se refuta o se pierde él que lo experimenta deseando eso y negando con el avance de la propiedad derribados, coronado tiempo por el sentimentalismo rencoroso de la antigüedad que ejemplifican el ejercicio, de la obligación de edificar a libre albedrío en violentas épocas porque lo vivo es la resurrección de Cristo, el deposito no el almacén que tan lleno este. Hoy no son esos períodos ni historia el espacio donde debe terminar ese mal que se filtra por escritura apócrifa en la que la opinión busca en vana enseñanza formalizar el carácter qué costo vidas de fuerza irreverente, mal explicadas y se abra nuestra mente al complejo de lo ilícito, ilegal, mentira de la misma índole para los cuerpos, tampoco hablo de lo forzado en la cavidad del hueso, sino a base de ejercido el cual engendra muerte). Por ello las grandes reuniones o juntas en defensa de la burocracia de ese destino en contra de la existencia, trasluciendo ese sistema de hecho son contiendas ancestrales no que haya un pensamiento mejor que otro que tutela enfrentado ideológicamente generalidades, a esa fracción seria no le interesa que el resto pase hambre por su apresuramiento deteriorado en el tiempo debido a que la suerte se entera en rito, de agudeza y de la dirección vive a enfrentar tratado y la vida que rige dolor por el azar). Puntos que a su cultura la benefician de un modo profeso y se desarrollará lo que logremos inmovilizados en una raíz terrena, difícil de olvidar causando en la persona la muerte del valor y los cuerpos no sólidos se confunden, quieren vivir real reemplazado por el ficticio que procrea atendiendo los sentidos flagelados, cada uno a su mismo sitio con un absorto dentro de la aceptación social que detiene conocimientos del cuerpo, miran limitando sujeto a la sustitución accediendo vivamente del valor predecible. La muerte por dentro de lo que manifiesta identidad con esa expresión alma, es creer por fuera qué el deleite de la vida es sólo sexo y sufrimiento deliberado asociando rejunte de consentimiento para usarlo como conocimiento al obtener del prójimo historia. Y solo se cumple con el siclo sentido contiene en forma lo que se comienza originando a la vejez donde se necesita con urgencia del arrepentimiento, ocupado el espacio fabulas que entretiene la historia y el velo, queda en el occiso pasados sus años a consecuente razón, no se lo consiga en su ciencia del desconocer con la fertilidad apocada en la sangre que se interpreta engaña en los promedios de esperanzas, de bien que da el prójimo a toda una generación. Por generaciones el intento ha tratado por las relaciones corporales enredar para condicionar la vida ramificar ese lugar de creatividad contemplada de la disipación textual de los credos alucinando de la costumbre tradicional al situar en el manual del tirano apasiona necesitar generacionalmente inicio de una fundación tras quebrar la anterior por robo que excede a la perdida por final de tomar lo que no le pertenece. Con lo que vemos consumen acciones de lo que reproduce o engendra la carne cargando lo vivido y conseguido de los espacios del timo que mentaliza eso admitido de puertas molestas, no es que sea moderno sino es muy antigua la manera, captar vid sin entender su vino dependiendo de acertar relaciona sólo al cuerpo de atracción, rotulando a estudiar y permanecer por esas mismas obsesiones inmaduras al paso con la imitación que le darán a su obrar, conociendo el formalismo tiene nombres, no más que eso, vistas figuras a sus obtenciones u ostentaciones de otra anatomía visible viniendo en la herencia establecida de razón inamovible, cosiendo transigencia al principio ver del secreto moral e íntimo notorio de consentimientos y fuerzas qué separa recose moralista esparciéndose eficaz a esa idea que agria esbozo al destino desesperante y pasivo. Normal a tenencia y patrimonio no apiada de la idea que los hace ricos tienen esa pertenencia esclava en su libertinaje a su ira, invento que será acople de lo ajeno vigoroso rodea discurrido lujos que insisten con su examen, frialdad que suministra lo que anticipa por los ojos, procede dejando un pasado muerto a la mina que alcanza para ser futuro inútil solo al manifestarse sobre la vida del prójimo del desarrollo zafa con decadencia inevitablemente a los ojos fallece, la próxima generación merece buen alimento no mentiras ni armas metálicas ni vanidades del irresponsable, lo vivido no es absoluto como se presta. No se puede transmitir escena de adorno de caída lo lineal de los espacios que afrontamos por lo que encierra de la vida a su mentalidad por una suplantación terrenal de edificación a su feudo, inquiriendo la aprobación de maldad, quedando escritura desde la indiferencia empedernida con inclinación de sueños sin facultad y fomentar utilidad cuando a menor diferencia económica destrozan su juventud enviando habitantes a mantener apuro en el mundo saliendo de su suelo, por esto conocemos lo limitado de la imaginación y fantasía, el corazón del qué no quiere reflexionar cautamente reposan sensibilizados en la victima azarosa. que anda detrás de los tendencias y trata en lo que mantiene con riqueza no prospera usando la prontitud ajena por hacer negociado por experiencia, esto es dándole desventaja cercada a práctica del hierro, útiles que abusan como únicos baluartes de expansión y no son único conocimiento dónde el humano se fusiona creando más indignidad, en los conceptos básicos que a la larga abaten y destruyen en la razón dentro del consumismo qué adquiere por necesidad, a falta de lo integró cultiva contrario, que es bullicio del orden de las palabras y escucha lo que ingieren con moradas trasladas entre la incertidumbre propuesta... la noción. A través de vana preparación, armas, ejercicios etc. Modo que lo bautiza. Habiendo el vitral de la edificación al estirar bien, es otra cosa la persona se asimila entre conjuros decadentes el amor la verdad es una sola razón cómo lo es la acción responsable desavenida por callosidades reales a la vista de consternación qué de lujuria están promoviendo el roce de signos. La competencia malograda es un cerco de raciocinio que se queda con nuestra razón original del cielo que uno trate de obtener, de esos periodos en siglos que quedan en el fracaso. Como si fuera posible vivir escarbando la humanidad para que no desarrolle a raíz de la mezquindad, que va desarrollándose y engordando porque el que se potencia no crece por lo que quiere contener. En Cristo el creyente es exhortado a no mirar años fijándoles a la esperanza del que entienda el bien en edificación, lo atrevido por otro es forma de historia que impone y aplana ornamentas mundanas de razón por pasar o pasado y fracaso, que cada ser posterga en libertad al no hacerse cargo de su cruz al sobrevivir contraste donde realiza mantenimiento y entretenimiento, deteniendo valores, el libre albedrío nunca será más que un resto de comprensión adorando cosas sabias, establecido y serio para los hombres que necesitan de ley, enriquecidos y molestos en la comodidad entre unos y otros). (Ya que el fracaso antiguo es nuestra conducta que elegimos en cuanto porfiemos manifestamos el valor). Y se conoce qué usan como capacidad de justificar obras delictivas blindadas, testigos sus nuevos años vistos de quien hace cosas que sirven humanamente, materia referida a lo que es deterioro en la obra que copia del hombre nacido del carácter al suceso moral y tiene su contenido indefenso, a triste cuestión es un favor, razón que planta transcribiendo surcos a la simiente qué no formé en buena tierra su ciega sacuda desaliento de concepto, su culto con vista el uniforme informe de manera lograda a su modo sextario porque pertenece a esos sentidos diseminado desde el velo de la ranciedad forzando la ventura fría de amaneceres voraces sabiendo que a espaldas de Dios los pueblos arrollaron su rito discutible para que se vea y enseñe discusión sin forma y de ello se enreda el delito intelectual en guerra de ego y violación , negando a Dios nuestro bien conocido. Candorosos prefijan escenario que habita punto a por cientos incrédulos. Alimento porfiado que no distingue, restringe en balanzas carnales a las realidades vividas por el aprendizaje liviano, qué es triste donde la fatalidad reduce las familias a sus errores políticos, realizando labor ficticia que tuerce seccionado atributo y sobreviviendo sólo de la vitalidad que ha sometido en la vana educación, con la pérdida de la inocencia acelerada en el moralismo, sólo apoya y pare a lo largo de los siglos a lo que la instituye como los animales claman uniendo cuerpos en su rebaño, las multitudes prosiguen los pasos por práctica condicionada de los títulos mundanos que dicen a modo racial quién no debe convivir y construir por el interés de nimio inicio, acudiendo al primer estado del hombre, todo hace raíz por lo vivido como cualquier humano lo haría conforme a lo que recepta vive y piensa de lo que hay o le permiten cuestión a su realidad del humano qué abandona sin aspiración de mejora desde la oportunidad que gallardea se creen que lo que se hace por la historia vale poniendo en riesgo la vida cuando los hechos están inamovibles en causas, una cosa es hacer lo que sirve y otra servir por el quehacer sometido, todo bien en la naturaleza y relativo, muerte o vida, maldición o bendición, gracia o desgracia son estados mentales y conductas mentalizadas a su razón, las cosas malditas no las puede bendecir el hombre aunque las trabaje y las haga de costumbres prácticas que les mantienen pues más halla de todo existen para él negándose la formación a sus herederos. (El secreto siempre significo tomar una posesión y ocultarla), separemos secreto de intimidad. El secreto vive más cerca de la estupor tardo de la privacidad cómo el moralismo es la centella fugas rápida. En el consentido vivido, pongámosle en el pasado como yo lo hago tiene su estrado irracional o reino animal antes de Cristo, el que no lo hace clamara de por vida ese viejo estadio para cojear del cuerpo que necesita sangre a sus hechos de valor y conocimiento, surtiéndose periodos en su lapso de riqueza, con ganas de saber ciencia pero qué es lo relevante o irrelevante en posición sí altera valores dotado de ellos a punto de la natura, un objeto al que se le da protagonismo es su ventaja económica, voluntad en manera de competir con la impericia y fama vigilante, no es éxito no logrando bien si se hace del exterior de la personalidad al presente arreglando al pasado cómo futuro solo es riña en miles de años de mentalidad para el íntimo de la persona en exilio, su rama viene excedida desde tiempos antiguos al beneficio de la rivalidad que secciona esos compromisos, desean que lo tomemos así, igual hará la realidad de los mayores conformados de las heredades que abonan conductas, a modo de haber aprendido a imaginar y fantasear con erudición, de esa manera, primitivos en desafecto fijan y atentan contra la realidad del otro en consumo. Prefiero vivir conociendo mi historia a que la idea de vida transitoria me sonría a mí desde sus negocios en el paso ser prudente que sólo es arduo negocio y trata, no que la apostasía desnude mental la vivencia, corrompa mi cuerpo con vana conducción y empiece a ver con daño que todo lo que se admira es delito por el solo puede negociar, porque si no edifico la mía sobre viviré aplazado en ese punto que en ellos colapsara, dado que la mala integración termina en rencilla por las promesas, al secreto lo vuelve a devorarse de la misma concentración negocio y alimento sin noción. Actuar de un tiempo que he notado explicarme en esta biografía lo vivido advirtiendo en lo que hago para no cesar con mi espacio de pertenencia yo sé que la labor como es aplica se verá en las conductas pero no es mi tema su conducción, una persona en la situación que fuere debe comprender que lo que se le dio como espacio de posesión a raíz de su hecho de vida y la de su familia nadie se lo quitara porque es heredad la ambición de los lugares que manifiestan las conductas, que pierden su propio lugar y viaja en su identidad que prefiere ignorar, lo que al mismo tiempo otro por intelecto lo usurpa, para él será perdida moviendo en eje distinto al orden de la creación a elemento desconocen lo que se recibe o como se mueve en el mundo, su naturaleza vivara perteneciendo a la primera esperanza de dominio que se destruye en preparación lo carnal de la forma que acepta vivir, aunque su conocimiento sea amplio su carne no le pertenece y hallara vejez adonde mire, es sólo carnal avergüenza la bebida, atendiendo lo que doy no se deteriora tanto en las viejas condenas de realización y que por estomago tendrán otros fines hasta la vejez y yo seguiré hasta colapsar como pauta psicológico, de esas maneras a distancia se puede elegir mejor, el mundo tiene ese espacio para que andemos y vivamos viendo cómo se pierden y se ensañan, porque tengo un cuerpo que vive miserable y lo que observo no es distinto, no necesito otra fuente o símbolo milagroso que se vea del modo fluido, lo que llega a mi pensamiento es parte del cuerpo sentimental de lo que hago viviré vejez en augurio pensando y actuando bien lo prioritario en la vida, lo que vivo anda sabiendo que la ciencia del hombre por convicciones es apostata de su presagio, el gran conflicto es compararse de retrógrada al bárbaro con sus hechos y esperanzas irracionales, no se debe dar uso a lógica de la misma forma para lo bueno y lo malo ello mantienen quienes quieren concentrar y engañar en su racismo, nadie puede decir lo que Dios envió o dijo no lo conozco, todos conocen a Dios y la obra, que se confundan con el mal sexo es otro tema y cuestión, los unos porque se llaman hombres y otros mujeres haciendo replica finalista para uno ser mejor que otro de hecho ni la ley es tan rival de la necesidad todo es igual, quienes administran lo hacen mal al tratar diferencia, sino por una intimidad no crecida en la madurez se cree que puede influir con más derecho ocurrente de lo ocurrido por el mal sexo deben hacerse responsable porque es su bumerán intelectual, a tener en claro el sexo no hace a la diferencia de adaptación. Los pasos de la honestidad cubren en lo que el hombre se hace responsable, nadie puede ser honesto de lo provisto por otro habiendo rencilla, calificada por la integridad y la paz donde es de trato personal lo recibido facilitados a ser prejuicios por hidalguía que en lo vivo que uno no conoce del andar que tiene, aún indique otra integración de la parte de la forma que vive. Como yo con mi carácter. Hablo del hombre procedente de carácter del peso moral que posee su contenido hecho carente cada vez que logre dar un paso de fe, entonces se evidencia el trato. En lo que le espera aún sea un lapso ficticio de elección, quien administra la ley es el responsable donde todos son reos delante hacia el futuro, al notar que miran cosas raras para indisponer la verdad y el futuro. (Quién hace salud). Por lo que ellos viven atenidos a la incredulidad me aparto dado que la incredulidad incluye cosmos visible velado en sus seis sentidos condena en fenómenos naturales que hurgan y cometen masa filosófica así más no se hará la vida pasa porque algo es real no es por sus interés ni por su mano lo vivido, unos significados fuera del cuerpo y otros encarnados por lo íntimo en valor. Porque el que oculta inteligencia por razón estadista mueve acostumbramiento a esas generaciones, no se lo oculta a él sino a sus hijos. El amor, el pensamiento, la noción pueden ser adversas a la vez cada ser es único edificado en Cristo al otro extremo el incrédulo se califica alejándose de lo sano y no que la sano conducta lo corrompa, su agrado fuera de lo necesario es gusto de acciones corruptas, conocemos qué por lo que aprendimos de niños que a la verdad es difícil llegar por desafió y con desdén pretenden ejercer en la ley al dar ilícito, subleva en los sentidos de aquello formado con inteligencia para bien, donde el cuerpo por el pasado vive en falta de edificación y es usado para trasgresión y delito, nada es como se aproxima entre una justicia de hechos que avisan o no, avisan con azotes en el cuerpo, pues la justicia manejable de ideas sirve tanto viva su ideal o los hombres que la convierten en otra idea porque la memoria mal hecha ni en libros se anhela, antes de entregar nuestra débil humanidad, a mucho resto está la verdad anunciando desventura con el desconsuelo de lo insatisfecho, apreciado con glotonería sé lo coincide sobre el libertinaje, bueno le sería al hombre que contenga metas claras aunque más tarde el mismo heredero renegado en su línea lo transforma en mito pensado al faltarle edificación para que no exceda, por lo visto no se debe ignorar pues comida y bebida son necesarias al cuerpo que lo necesita, no una cultura extraña que traiciona la conciencia en las decisiones así cumpla con la vida. (Excluido de la verdad estará en su propio lazo tocante de mediocre enseñanza ejerciendo suma y resta de lo que vaya a vivir en la pronta generación, sí tenemos la suerte de que alguien entienda y enseñe lo correcto se avivarán) (No da igual viendo que el heredero no preparado ataca el principio que necesita). Cómo entusiasmo elegido nadie lo concibe en la misma raíz existe el detonante soneto, lo transforma o regula según cada cual comprende en una ideología requebrada durando en costo de la historia con lo que está vivo, al asir sobrepuestos en trastornos ambientales para que se fortalezca las escaseces de capacidad por la abundancia de interés remunerando capital, que mediatizados atraen de los sentimientos, no es lo mismo tener que vender y comprar, al comprar se debe ser servil justo, ofrecer trabajo si no estamos siendo vendidos, vivir en paz y compartir. la realización es eso y no otra cosa que quiere invertir. Yo no debo ser carga en la herencia del expectante que arbitra el nativo sin objeto de mediar, agrede contra su afecto de alianza de la civilización que haya elegido, al mirarme del suplicio en favor de lo necesario con un reacio respiro profundo disiente tiene gustos, ese igual será su capital convivido como lo clemente y compadecido, me puedo dar cuenta del desastre de un líder qué es gravamen a sus contemporáneos, cumple ese ciclo de familia por sexo nace, a medida que crece se consume de su expresión y muere en la forma, reconcilia los valores a los cuales adiestra, no es necesario quedar desconfiado aun no todos se dan cuenta de que así viven más necesidad sin respuesta, olvidando del quehacer que los supera en la marca, La verdad nadie debiera estar solo obligado en razón del señorío de cada uno la imaginación, la ficción y la fantasía mal usada a propósito, ha querido registrarse lejos del dominio humano en la oquedad del pensador dormido a la inspiración y espera el exterminio del entendimiento consiguiendo expresarse como sabiduría, a la verdad ha hecho desastre con el cuerpo y nada repetido será distinto, de los costosos pareceres emerge el testimonio entre la atrocidad y la avaricia, donde vivimos necesidad, la forma de apoyo es la justificación a planteos desligados de responsabilidad como plantíos apasionados sólo que uno piensa que esos plantíos son buenos por lo abundante del condominio, viciosos a su costumbre cosechan exigiendo que los otros sean responsables de la suposición que trata de vincular lo real, dado que la edificación es personal y no la quiere el que ama menos apuntando razón dividida. Se trata de la común lucha de reinos en la mente en instintos superficiales de superación para quedar impunes desde lo tomado por la fuerza, es sólo un antecedente fantasmal de eras inútiles donde el valor era la guerra de la posesión de mitos, no habiendo conducción que amen el futuro con razones que cohabitan hasta la próxima era en casos hacen reflejo de su enfoque diario arraigando su interpretación de valor, por suceso es abandonaría lo compuesto al no abandonar el estado animal que nos une en el instinto, procreando lo que gozan como luz ha hecho escaso de la carne inventada como un invernadero, verdaderamente hay una luz que hace que el hombre mire la paz en amor a diferencia a esa búsqueda extendida en el resto sensible que coloniza abreviado la consciencia a una práctica él que negocia la sociedad porfiando hace obsequios vengativos. Susurra teniendo que ver su manera de respirar convencimiento, insinúan razón hablo de hacer con lo que recibo vida al avistar la tropelía cursada para detener las cosas nuevas, detengo las palabras que escucho que adensan a la sintonía de cuerpos vagos y se buscan para no entender se familiarizan componiendo su beneficio con los que piensan parejo, me alojo sin desaguar a su encuentro con mi expresión reflexiva. Seducidas de convivencia figuran esos siglos de moda que desafían bondad para salirse con su historia entre los sueños en deseos de los mitos, aproximados que conservan guerras con posturas de límite en gran desconocimiento globalizado, búsqueda que no cesará en las vueltas mundanas dadas con respuesta rebelde, a pesar de los grandes adelantos nadie conoce el actuar del pensamiento humano sólo Dios. Aún ello, no lo capte la persona, al obrar es bautizado y su acción da bautismo a la heredad en cualquier lugar que enfrenta, razón de lectura terminando en discusión y de lo inesperado mire atónito a una brecha de su senda realizado, adeudando el andar qué en memoria trasmita tratando de reencontrar lo efectivo y de hecho no está siglos atrás. Efectivo como el palpitar de su corazón a la espera de actos responsables con salvación de toda la vida que se nos impone desde puntos obtenibles y conquistados luego y vuelve por lo mismo como cardinales que son de la realidad perdidos, realmente nada se puede obtener pensando, comiendo, bebiendo o causando porque dará techo o falta del mismo, del modo sólo se pierde valores e infancia, es lo que se va relacionando a los credos mentalizados en trofeo progresivo de ambición sensata en la historia que ha corrido pisando su zona en fortuna y atestigua sobre el desarrollo humano sólo en su cabeza, conformando preparación en contra de lo elaborado, he ahí la diferencia vivir amando lo que se hace es lo positivo, a contemplar son los detalles cuándo se aplican organizados en tinieblas su arte de logros constantes en los requisitos de su historial de prepotencia, reduce el problema con exagerado sistema y consume la mente sin heredero después viejo el cuerpo cumple en lo que dudara otro, de esa manera destruye su cuerpo, su mundo la bebida y la comida.

Lo que escribo no es sobre ningún estudio de régimen comprendido a su tope como lo conocido ramificado, cediendo lo que se entiende y se comprende con las malas usanzas vitalidad. Por separado es complicado resulta bochornoso al pendiente de la ortografía, la ortografía es una práctica a falta de contenido, en contenido encontrare muchos burros. Los seres humanos contamos con la información que jamás ha hecho falta formular dado al tibio mensaje de superior sólo reacciona a la muerte y la venganza y que sostiene la persuasión, es el tercio de las conductas que eligen a la cognición tocada de una actividad reciproca a lo que se permite del cuerpo poseer competencia, por hecho nadie puede decir yo controlo o no tengo necesidad de cuerpo y miembros cómo decir a mayor política menos intención civil.

Comenta