Globered
Consigue tu propia página web

ESCRITOS Y POEMAS DE MARIO DANIEL BARAVALLE

0 0 0

Porque a la vez debía entenderlo y tenia que dejar...

Por: mario250 | Publicado: 13/12/2010 20:17 | |
Porque a la vez debía entenderlo y tenia que dejar que esas aguas pasen, sin darles mi participación, ante aquellos que se relacionaban indiferentes solo era parte, de lo que edificaba la vida qué daba a consideración del que la tomare.
Cada fin de semana estaba en el pueblo de MELO ya que esto que habite, y hoy me ha demostrado que trate de dar lo que pude, entre tanta torpeza cometida. El campo perteneciente a su Zona Rural, esta situado a dos leguas de distancia. La Ciudad de Laboulaye me quedaba a seis leguas de ruta.
Sabia ir a Laboulaye, según los compromisos, y a condición de mis padres todo revivía aquella encrucijada que hasta aquí era mi vida, dos o tres veces en el mes.
Aparte porqué era el útil medio de vida, a falta de provisiones, ellos siempre pensaron que por esos viajes, de perdida de la disponibilidad hábil de mi persona, yo me divertía porqué miraba, estacionado con el coche donde poca gente pasaba, a   veces aparecía alguna conocida a las cansadas.
Pero esto para mi debía una realidad, hacia tiempo que por estos lugares, no encontraba más la importancia que antes le daba-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
---78. ya que también como en distintas etapas, había conocido gente, que no le importaba más que su prenda y de donde prenderse,a veces lo entendía pero al generarme conciencia, me aparte de aquellas cosas. en mí tuve aprecio por la mejor parte en esa Ciudad.
Andábamos para completar las compras, y mas porque el sueldo de mensual nos exigía hacerlo.
Así a mi vida se sumaban acontecimientos, donde toda niña que veía me exponía a su encanto, teniendo en cuenta qué no querían, que recurriera a las conocidas, y yo solo sufría porque aproximado en el regreso a la casa volvían los malos modos, y el mal trago se generalizaba, hasta a veces algunas tías tomaron parte,por la forma aparente.
Desde esas acciones me quede más solo con toda la exclusión, de contar cosas que en mi estado no podía evitar ante nadie.
Y sí lo podía evitar me retiraba, solo donde nadie de la familia podía alcanzarme ,a veces no quería que ni me gritaran sí era cualquier cosa, pero para todo debía incluir como norma que aquella pastilla me seguiría uniendo sobre la seguidilla de desprecios.

Comenta
Antes de comentar, comprueba si alguien ya ha respondido en el  hilo superior