Globered
Consigue tu propia pgina web

ESCRITOS Y POEMAS DE MARIO DANIEL BARAVALLE

0 0 0

---18 veía que lo que entendían de uno y otro...

Por: mario250 | Publicado: 08/11/2010 23:08 | |
---18. Veía que lo que entendían de uno y otro comportamiento era así, pero siempre miraba pasar las indirectas... Ya que en la casa era de su manera o peor decir o llamar la atención me llenaba de dolor entre las caras impedidas en su mismo orgullo... Porque el que se veía se iba alertando que esto era así aún sufriera desestabilizares sólo que al pasar distintas situaciones familiares, lo hacían publico de diferente modo como una preferencia más de la que ya era víctima, porque la silla era difícil de aceptar aunque era visto que no solo aquella postura tenia rival... La vertiente, la lluvia y si no la salitre que prohibía exterminándolo todo en algunos breves amaneceres... No se daban tregua ello era para los animales más enfermedad sobre el campo... La filtración de dentro de la casa era el misterio imperante que iba carcomiendo el adobe, todos lo contemplaban y lo comentaban aún los riesgos de perder cosas era para los que vivían a los alrededores... Mi estado fue visto pero se iba dejando de lado cuando empecé a darme cuenta que aquí no se buscaba amistad me apartaba a distintos lugares para que solo quien realmente me quiera lo haga acercándose y sin se cargada de nadie... Lo que en realidad vino a ser una ilusión para muchas, donde haríamos lo inexcusable para no ser fastidiados... Escribir como sea desde una antigua casa de campo y yo allí con un colmo de desarticulaciones, detenciones mojadas en su aguada pasional conseguian el aspecto previligiado.Recuerdo la alegría inmensa que me significaba tener el instrumento útil de mi labor

--------------------------------------

 ---19. Qué sabia trasladar sobre mis muslos varias veces al día en la silla de ruedas... Aunque los tramos sobre seco o barro eran largos y perdía mucho tiempo sé que esto no me daba a entender que no podía cuidarla iba viendo lo que fue pasando a mi alrededor en la casa, y nunca se ofrecían para limpiarle sí esperaban mi ruego desesperado con el desaire de estar arrinconado y quién lo proponía solo cuidaba del aspecto visto por todos… Sí era más siquiera volvían por recaudo a mi madre dijera algo no para mi bien de forma planteada para no quedar mal delante de ella, sin más  pasaba al abandono pues hubo realidad que demostraban afecto y la verdad es que era una fuerza rara que no dejaba organizarme... No quiero pensar sobre el trajinar de los días ni mucho menos contar aturdimiento yo le agradecía a mi SEÑOR por no tener más disminuido el cuerpo… Lo que no se disimulaba era la gran atrofia de los músculos que mantenían en pie al conjunto a la vez tanteaba sí podía caminar.
Aunque la expresión se viere de lo más ordinario de mi persona... Tenía que ir donde me llevaban mirando y pensando más espera, pues sé también que habitaba inferioridad con la pérdida entre los nombrados valores... Que cada uno le daba su contrapeso le hace discordia… Aunque gimiera dentro de mí aquellos primeros documentos  fueron para mí el inmenso baluarte que incorporaba mi existencia literaria.

-------------------------------------

Comenta
Antes de comentar, comprueba si alguien ya ha respondido en el  hilo superior