Globered
Consigue tu propia pgina web

ESCRITOS Y POEMAS DE MARIO DANIEL BARAVALLE

0 0 0

LA HISTORIA DE UNA MAQUINA PARTE 2

Por: mario250 | Publicado: 18/10/2010 01:18 | | #Cont:73

Capitulo Autobiográfico de aquel modo había resistido los primeros tiempos de encierro con la soledad que sólo dejaba de serlo cuándo desde aquel empellón no muy lejano, me ofrecía a la espera de los hechos que me adiestraban en lo que se mantenía firme y con ganas de vivir por qué lo que conocí por fuera sólo era una imaginación diferente con riesgos no definidos. Cuándo la evidencia de lo convivido se manifestaba entre la gente que rodeaba mis labores, mi vida qué sufría más aflicciones se distanciaba por qué quería tener buena cuenta. Tratando de hacer lo posible con la amplitud del buen criterio entre los demás que observaban atónitos qué no reaccionara ante tantos procederes erróneos, en la casa todos me querían corregir tenía que callarme ante hablas que se contraponían desde el desnivel de lo diario se ejecutaba a razón hasta la combinación de las razones qué inventan. Cuándo había llegado aquel fin de año de Bs. As.  No traía otra cosa que la necesidad de un cambio ambiental y afectivo para mi salud pero ya todo lo conocido se desenvolvía sobre una infección patológica de admisiones idealistas. Qué de acuerdo a la aceptación de cada persona se movió en lo interior personal que cada uno entendía como sus lógicas, ya habían hecho desaparecer con cada movimiento que igual sobre exponía forzado sin pulso para mantener con firmeza lo que fuera.

2. No era bien mirado cuándo se repetían cosas buenas y llamativas vivía preguntándome entre lo que pensaba de aquellos días cuánto iba a durar a veces miraba qué para que otros adviertan, era la tapada de sus favores que incluso sabia ser un aire desapercibido en el ceno familiar yendo en las bocanadas de decir lo que hizo y haría ante la presencia de quienes sé creían asimismo chistosos, desacomodando más el desorden familiar. Estaban edificados sobre las ruinas de lo que acontecía entre lo confuso del camino debía buscar de concretar mi labor y mis afectos pasaban sin contemplación, pues sí fuera el caso mi cuerpo servía de compromiso y contrapeso. Sin llegar a podrir más las paciencias por las pastillas entre todas aquellas atenciones se debatía pero las superaba eran parte del tratamiento ya qué de la preocupación por años me tuvieron alterado en insistentes conflictos. Pues de manera necesitaba atención pero por la atención aparecía la complicación y la riña. Solo me quedaba despertar en un lugar que sé me conocía de muchacho aun qué las aventuras de la niñez nos indispone a tener un mejor afecto, pues aquello conquistado por lo bruto siempre a la vista de todos los que observan queda bruto aun qué por no ver como andamos nos parece primordial, ello nos desarrolla también por todo lo que convivimos nos sugerimos con la idea conocida. No es fácil generarse camino y consuelo sino tenemos fe y no conocemos de quién proviene ya qué en la oposición encontrada espacio oculto por años el mejor manejo dentro hipótesis inconscientes. Ya que es la otra parte de la soledad temida o distorsionada por la vida social aquello que hace qué la cabeza en el sentido siga teniendo precio de muerte, es allí donde cada uno le pone prioridades a lo que quiere entender del resto de solicitación organizada cuándo sucede algo que excede tal ego formado entre las condiciones.

3. Posibilidades que derivaban a la  solución inevitable con la coincidencia lograda sobre esa urgencia de imposición superada entre los individuos qué arman sus relaciones desde sus místicas palabras, esto se conoce y sé ve por qué lo qué nos identifica ya nos califica de ese modo aunque en razón de lo vivido todo seguirá pasando sí en casa no se puede distinguir ante los exteriores que nos hacen, ya que lo impuesto de principio alejado a los sentimientos van desplegando de su prepotencia qué va y viene haciéndonos cree que todo lo importante es lo que a los otros le pasa postergando por detalles la salud personal por la de aquellos que dicen tener más capacidad que nosotros. Convenciéndonos de que nuestra historia decapitada tiene que darse en la razón de lo qué a la fuerza somos aún costa de complicidad por ello mis primeras alusiones recogidas entre lo que querían compartir de mis sueños ante lo demás sufría y estaba incompleta, entendía en mi silencio qué de vivirlos para bien nunca más me fijarían rencorosamente hacia el desprecio sólo que del pensar y ver se fue haciendo perecedero. Lo qué me hacían ya no miraría con ese aspecto fantástico en mis necesidades diarias pues era suerte con molestia pero para todos los casos fui lo suficientemente maduro al aceptar lo debido me supe incorporar tantas veces como fuese necesario aun qué nunca era suficiente a la rapidez de estar en algún lugar indicado al momento justo. Esa es el área postergada que sé será desde cada aceptación personal por qué en el cuerpo pasa a ser algo más que lo ordinario. Sobre esta parte todo lo que había pensado largamente desenvolviendo los temas desde cada provocación que debía vivir, ya que para los lugareños este era un terreno difícil e iba sufriendo deterioro inconveniente sumado qué sé fue notando insostenible.

4. Yo igual seguía aun qué mis porfías en las ganas de realizar las cosas por mi mismo habían llevado a atorarme más de una vez en la calle de barro a la vista de alguno que miraba de lejos, la verdad en aquel momento lejos me resultaba todo nada podía alcanzar por mí mismo menos contaba con quién se acerque y este orientado para sugerirme ideas de confianza aquí se hablaba mucho de cosechas, de ganado o de aquellos que trabajaban y no, con ello mis afectos tuvieron más postergación con pérdida. Los hechos no eximen sí acontecen no tienen razón clara, ni reparación actual los años me irán consumiendo con mi marcha distinta, no sé sí quién se cruce notara la diferencia que hace qué aquel que sé planteo naufrago para callarse afiliándose a otras asistencias está sacando trabajo adelante para qué no vean que a la otra orilla a la verdad sigue esperando qué al menos el caminante de la vida sé afirme bien por qué sin duda amanecerá y será mejor para todos. Pues sobre el cuento retenido una trágica incidencia le faltaba a mi vida no sólo eso por él se desligaron el grupo inopinado con sus consecuencias por lo pasado desde lo que aparecería por las costumbres de este lugar la ilusión que ocupaba todos aquellos pensamientos estaba en el orden de lograrlo a los ponchazos conmigo a cuestas. Cimas abruptas que de cualquier forma frenaban mi paso iban chocándose como escenas de suertes cedidas pues yo desde este móvil delicado apaleaba talento, como podía seguir entre actitudes conmocionadas revisaban mis espacios desde el regaño audaz sobre lo que tenía que diferir en las interrupciones pensaba de qué modo se arreglaría ahora en ausencia de lo qué me mantuvo unido.

5.  Sentía ante las presencias un poco vagas para mí gusto que cuando más lo querían emparejar de distintas perspectivas vivía pronósticos entre reservas audaces ante poca comprensión, me hallaba cancelado entre un recuerdo que no sé iba de nosotros qué por más vuelta que diera venia la movida con sus brotes locuaces y lo soportaba entre esos deformes duelos viendo que a la mayoría le agrada llorar por su gracia. Mi verdad era impulsar está meta soñaba con esto que se plasma y se demuestra por aquel tiempo yo no quería nada sólo sí fuese el caso de hacer algo más para integrar  lo autentico, editarlo a partir de su logro convivir desde el amor en general. Pero todo se hizo tan dolido en los otros esperando qué mi angustia concluyese con todo lo que se estaba reparando partía en el andar de cualquier llegado a la casa brindando su espacio, su gusto y me excluía. A la verdad en muchos encontraba la sonrisa rebatible para justificarse veía en la recepción familiar la verdad atajada por risueñas costumbres con sus prontas explicaciones para qué lo evidente no se pronunciara tanto  fui hallado donde no quise estar pasando a ser en ocasiones una situación que alteraba la costumbre en los demás. Existe muy poco para marcar tendencias conducidas en su esquina aún no saltare de ayer una metáfora que estaba seduciendo los momentos con su padecimiento, que media sobre mi cuerpo repasando esas horas abrumado desde los cuantiosos disparates en convencimientos que se intrigaban con crueldad me contenía viendo atónito, pensativo como querían terminar con mis esmeros ocultaban el desagrado por la simpatía.

6. Pues ya a esa altura en los hechos yo no me  dejaba llevar a ningún extremo pues sí ello se sucedía por un propósito mío tenía sobre mi piel el mismo fin cuándo daba vueltas lo hacía asegurándome un regreso positivo e integro con el costo de perder atardeceres, en ocasiones cambie horarios a mis días estrictamente me desenvolvía con lo que tenía a mi lado a pesar de qué muchas veces no había una sombra para parar un rato, sabía que cerca no tendría a nadie dándome por enterado de que muchas molestias sumaban una mala experiencia frente a algún rescate momentáneo. Del mismo modo sentía las ausencias del pasar inmóvil cuándo prefería por la fuerza de mis brazos andar solo por distintos lugares no entendía cómo podía contar con algo que desde lo diario lo apostaban de insólito, ellos solamente se prestaban a lo más fácil ordinario sí era realizable. En esos vecinos desde el método que los mantenía a la zona en su labor de capital así era ese presente cuándo los esfuerzos no se respaldaban por éxitos de su ambiente reinaba desde las pocas ganas la discordia revivían con sus gestos la incomprensión dominante en este campo que aislaba casas con uniones o desuniones hasta que alguna fiesta familiar diga lo contrario, a los que poco concurrí con la familia allí los miembros se prestaban a un efecto cargante donde toda la atención que recibí pasaba a ser yo sí no fuera por la mama a vos no te haría nada dando a entender en los años la obligación a comprometerse adelante del grupo de hecho no hicieron nada sólo ejercen la conducta contraria. Por qué fuera del grupo existía la queja del desgano que era todo cada situación evidenciaba la mala gana encima terminada su colaboración era reprendido por la progenitora, no es raro ver las manipulaciones de todos a su conveniencia para no explicar o no ser visto en falta.

7. Pasaba a ser más mal mirado en casos esquivado a mi no me quedaba más que alejarme callado para esperar nuevos pasos, pues por los rincones era el simple pasó a decir la bronca que le daba, calando ese corazón expectante al abismo que le quedaba para disimular, para no verse mandada a compartir las cosas y qué no sea vista por aquellos que sonreían cuestionando desde los rincones ineludibles. Con todo esto floreció en el ceno familiar el interés de nuevos logros por esa vida por mucho tiempo se observaban sólo afanes que desde reposos a medias se lanzaban despreocupados en sus semblantes eran muchos los inconvenientes que cualquiera sumaba, siempre me quedaba en el filo de lo nuevo, entre aquellos desprecios con desacuerdo. Por percibirlas no levantaba la cabeza más que leer y vivir mis escritos para darlos a conocer con amabilidad como se anda con los amores imposibles, pasaba el tiempo conquistando esos días qué se sucedían. Que yo no pudiera sobre su quehacer esperando sin necesidad qué de algún lado viniera la burla de lo que hice. Por otro lado los ejercicios me hacían falta con el  tiempo me dedicaba a ello, aunque esto me obligara a estar detrás de la casa acompañado en el terreno por el gallinero a toda la vista del campo, lo que hacía de esas tardes horas interminables colmando así la tarea apacible a veces desairado acortado desde el suelo pensando qué sino me incorporaba se oponían los restos con las culpas esto me daba fuerza para intentarlo todo sólo me reía diciendo. A quien más le iba a echar la culpa sí el qué no podía y se había caído era yo sobre estas tareas arrastraba lo que sea para ocupar mi silencio.

8. Silencio que era visitado por los ojos mirones decía no necesito nada en respuesta a más qué una pregunta otra condición cuándo en verdad no podía sostener que necesitaba ayuda me salía dentro de un rato vengan a buscarme prefiriendo quedarme encajado entre los movimientos fríos del roció y la humedad hasta que la noche se apoderaba del lugar todo tan oscuro se visualiza a luz de las estrellas por la ausencia de luz eléctrica. Lo fui entreviendo que sabía de esto escribía acomodando en una mesa que trasladaba a todos lados que alcanzaba a hacer a mi edad con mi labor desde una silla de ruedas en el campo qué solo agrupaba los dispersos pobladores por faenas, y solo para quienes pudieran presentarse a trabajar dentro de su costumbre para tener más merito aparente sólo para darle el agrado a aquel que le había criticado durante largo tiempo. Pase en su repetición una lente esos primeros recibimientos fueron las etapas de su órbita, pues así las diferencies estaban entre el amor vanidoso a su posición o mostrar gran torrente del criterio sobre el amor familiar pero a cada sitio lo llenaban con lo parecido. El intendente del pueblo por razones admitidas a mi persona por qué eran las mismas razones por lo que me había apartado de lo público, ya que en su gran forma a ejercer su resultado estaba emparentado con el daño. Porqué ofrecían soluciones la mayor parte de ellas desarticuladas con escenas y condiciones para la tarea que uno puede desenvolver. Que a la vez me hacían ver acortado sobre la posibilidad que tenía qué se había desplazado con este marco qué aún está con tanta absorción de atrasos distinguidos tratando de vivir con felicidad.

Pgina [1 2 3 4 5 6 7 8 ]
mario250
mario250
Mientras sé atendan las noticias en el lugar todo es un revuelo o disparate ambulante, espacio que se presta mas para el chismerio, qué de sus certidumbres.
Porqué me vean conversar entre esos habitan al alcance de todo-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---93. pero en realidad a m no me conocan cuando ms me presentaba solucionado conflictos con la discapacidad, esto vino a ser una nueva curiosidad y garanta entre los pobladores.
LLamaba mucho la atencin porque yo no insista por beneficiarme y este pueblo se haba sostenido de esas cosas, sin importar que falencia ocasionaba, razn no muy distinto a las grandes ciudades que soportan divisiones y la callan o mueren con la ley en la mano, pero en diferencia un espaciado lugar llama a elegir modas, aqu de lo pequeo se apropio siempre la misma costumbre.
Para muchos que me vean bien sen la silla, era un caso de invencin, para otros la posible perdida del macho celoso, y consentido... De todos siempre me miraban raro, menos cuando necesitaban de m.
Por su tiempo todo lo vinculado al cuadernito, se fue resolviendo gracias a aquella persona que me haba hecho compania en la radio que acompaaba las tardes de ejercicios.
Esto que paso fue como una prueba de existencia, con lo sucedido dentro y fuera de la casa, pues triunfaba solo dando a conocer ms poesas y poemas desde aquellos micrfonos que me atendan al haber alcanzado, donde ni siquiera yo pensé.
Aunque lo vieran raro ya era simplemente mi trabajo  de m deba reunir todo  por él, aun  as debiera superar comentarios que trataban de alejar esas posibilidades, porque s se reiteraba mas de una vez incomodaba demasiado.
Era el franeleo de los pasares aplastantes, cmo para eso siempre tenes tiempo, y dejas todo para andar detrs...
Viva preparndome para cada regreso, siempre me fue claro,, que una era que me adoptaran para ver de la vereda o la calle-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---94.  y otra cosa era que se encontraren deslumbrados por lo hecho por m, as me reclamaban insistentemente, congeniados  en su importancia.
No vallas a meterle a los otros tus ideas, y menos hablar de tu DIOS... Aqu se vera un concepto nico, aun no exista mas halla de la carne.
La escritura es mala, s el que figura escribir, llevando la obra de sus manos a la transcripcin, desde lo que el malo acepta qué su cultura tiene que ser aceptada, viniendo todos a padecer una misma cosa defectuosa, llenos de carne insaciable y revestida de seoro.
Cmo s la masa tuviera que usar cierta inteligencia, lo dems es logrado sobré la forma vistosa, qué le de al amor, desde ello todo vale y todo acuerda, ya que la misma tradicin, corta la cabeza de sus participes.
Sobre ello se ve, qué el ser pensante libre es tolerado como familia mientras este no descubra la falsedad, que asiste desde su convivencia obligada por la generacin que prefiere tenerse limitada y despreocupada.
Y lo cierto es que el ser humano, es dotado de acuerdo a su eleccin

mario250
mario250
Conociendo por FE qué el amor es un poder ilimitado, que el hombre no conduce, ni controla as de simple se presentan las cosas y las causas de saber en nuestra vida.
Saber nombrarlo a tiempo es lo que nos hace inteligentes al compromiso actual de la vida.
El amor no se discute, porque el mismo tiempo qué otros en su eleccin, no miran que sé les viene encima, asociando otra vida que   resiste para los presentes histricos y contemporneos sobre la vida, reproduciéndose para residir lo convenido-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---95. como ese gran pedazo de amor que siempre camina las atmsferas de los que respiran. As  también se late con la formacin de lo que somos todos y cada uno dentro de la sociedad.
En octubre d ese ao se realiza el espectculo, si bien desde las reuniones se haba comentado algo de ello, pero como este que viivi presente muy pocos,, a parte de las disciplinas que se desenvolvan admiradas por el publico.
Yo lleve a modo de sorpresa, un material in edito preparado en esos das qué haba escrito para ser visto o ledo.
En ese tiempo  que me estaba atreviendo a romper mis secretos y esperando sé gestara entre la asomada seguridad de esa salida, pues siempre ante todos mantuve a idea firme de que la familia viendo los avances iba a cambiar de parecer con respecto a este trabajo, pero a medida que salan las cosas, los celos se manifestaban e la casa y yo compania de  parte de ellos no encontraba.
Y solo mi madre supla lo que mas tarde usara como predicho a su conveniencia, porque en la verdad otra persona no me acompaaba y s haba posibilidad ella se encargara de frustrarlo, no hacer lo que ella dispona ante la gente seria como llevarle la contraria... Sobre sus reacciones.
Recuerdo este clamor y esta demanda, quién va a hacer algo por vos .... s todos saben que sos un desagradecido, en aquellos momentos a todo lo ausente por superado lo calle, cmo hoy lo callo, pero es solo mirar alrededor, pues todos vivimos este conflicto de distintas formas.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---96. Sé que buscaba la ocasin constante, y que yo reaccionando faltare, para decirlo ante quien se le cruce adelante, como una demostracin de mi violencia, que s ella generaba luego la desmenta.
Cmo lo hizo durante anos desde extremas situaciones, entonces viendo que estos esfuerzos no convencan, tuve que adiestrar mas mi defensa y dejar de resentirme por razones de la carne nunca satisfechas.
Pues enseguida de sus broncas salan pintorescos chantajes, como s en los emprendimientos hubiera la forma para detenerme, porque en la verdad habiendo gente, que hablara de mis escritos, bien le dejaba fuera y sin posibilitase de controlarme.
Sabia incluir ya les voy a decir lo que sos, que sos un tipo que no te mereces, qué se te lleve a ningn lado, y yo como cuando me escapaba para no escuchar, trataba de ocultar mi desconsuelo, con llamados de atencin, acerca de lo que fue mi pasado, aun sabia imposible detener la circunstancia y consecuencia.

.
mario250
mario250
Legaba lo inconsciente a medida que pronunciaba palabra ms se enfureca, llego a hacer cosas que después negaba y por costumbre seguira sin freno, antes el abuelo le paraba sus mentiras a veces solo quera estar en PAZ pero no poda .
Después del rato negaba, y siempre le creeran a quién caminaba, y hacia cosas por ellos, porque siempre estaban,lo que en este caso fingan la parte relegada tras un botn que habrn tenido en sus ojos, a veces guardando su decir buscando la forma de abrirse, en sus casas, para no estar en el medio.
Estos escritos no fueron ms que una formacin filosfica, real-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---97. para no apartarme de la eleccin, pero aquella fue parte en mi historia, en donde no necesite alimentarme ms del carcter equivocado, eso s, s hubiese optado por adular las fantasas y conservarme a todo precio sin duda no me molestaran, pero mi infancia y juventud no tenan diferencia, es decir no por las piernas de chico y todas las posibilidades marcaban la diferencia.
La situacin tensa vivida me llevo a descubrir que el romanticismo pona su seriedad en limites que en su principio desconoca, y fui optando por vivirlos.
Es decir no escribirlos para que otros, le hallen bien  parecidos a la verdad, ya que el hombre conviviendo con su espejo, solo le parece horrible, lo que le deparo una u otra convivencia al prjimo, y poco esta dispuesto a mirar lo que hace.
Realidad para nada lejana, que me frenaba considerando mltiples modos, la noche del espectculo fueron los aplausos de quienes atendieron en silencio, dueos de casi toda la obra, lo que me hizo ver sin errores el amor por mi trabajo y lo disfrute porque lo que reuna no era lo mas intil.
En algo me sent avergonzado porque este pueblo tiene sus bebedores y fantasiosos por las rias y las mujercillas  y de aquellos tibios lugareos vino la critica, que yo no considere por el desconocimiento, hasta hoy los veo opinar en la poltica y obligan ayuda porque no saben para que causa vivir y sacar provecho, sin ms hoy son los mismos que buscan el desprecio de su poder hacia mi persona
Conductas que entregan y devuelven agresividad, de lo que s estoy seguro, que haber presentado un trabajo lrico literario, no abunda en la vanidad-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---98.  ni en el festejo material, o qué la mayora acostumbra, pero en equilibrio es entregar en cada obra justicia.
Aunque lo que se entenda por igualdad en este sitio impar, para estos trabajos venia a prepararse ante los ojos del pueblo, como pasadizos para algn interesado.
---------------------------------------------------------------fin de la segunda parte

Libro siguiente la historia de una maquina 3
Mario Daniel BARAVALLE 13/10/2011

Pgina [1 2 3 4 5 6 7 8 ]
Comenta