Globered
Consigue tu propia pgina web

ESCRITOS Y POEMAS DE MARIO DANIEL BARAVALLE

0 0 0

LA HISTORIA DE UNA MAQUINA PARTE 2

Por: mario250 | Publicado: 18/10/2010 01:18 | | #Cont:73

Capitulo Autobiográfico de aquel modo había resistido los primeros tiempos de encierro con la soledad que sólo dejaba de serlo cuándo desde aquel empellón no muy lejano, me ofrecía a la espera de los hechos que me adiestraban en lo que se mantenía firme y con ganas de vivir por qué lo que conocí por fuera sólo era una imaginación diferente con riesgos no definidos. Cuándo la evidencia de lo convivido se manifestaba entre la gente que rodeaba mis labores, mi vida qué sufría más aflicciones se distanciaba por qué quería tener buena cuenta. Tratando de hacer lo posible con la amplitud del buen criterio entre los demás que observaban atónitos qué no reaccionara ante tantos procederes erróneos, en la casa todos me querían corregir tenía que callarme ante hablas que se contraponían desde el desnivel de lo diario se ejecutaba a razón hasta la combinación de las razones qué inventan. Cuándo había llegado aquel fin de año de Bs. As.  No traía otra cosa que la necesidad de un cambio ambiental y afectivo para mi salud pero ya todo lo conocido se desenvolvía sobre una infección patológica de admisiones idealistas. Qué de acuerdo a la aceptación de cada persona se movió en lo interior personal que cada uno entendía como sus lógicas, ya habían hecho desaparecer con cada movimiento que igual sobre exponía forzado sin pulso para mantener con firmeza lo que fuera.

2. No era bien mirado cuándo se repetían cosas buenas y llamativas vivía preguntándome entre lo que pensaba de aquellos días cuánto iba a durar a veces miraba qué para que otros adviertan, era la tapada de sus favores que incluso sabia ser un aire desapercibido en el ceno familiar yendo en las bocanadas de decir lo que hizo y haría ante la presencia de quienes sé creían asimismo chistosos, desacomodando más el desorden familiar. Estaban edificados sobre las ruinas de lo que acontecía entre lo confuso del camino debía buscar de concretar mi labor y mis afectos pasaban sin contemplación, pues sí fuera el caso mi cuerpo servía de compromiso y contrapeso. Sin llegar a podrir más las paciencias por las pastillas entre todas aquellas atenciones se debatía pero las superaba eran parte del tratamiento ya qué de la preocupación por años me tuvieron alterado en insistentes conflictos. Pues de manera necesitaba atención pero por la atención aparecía la complicación y la riña. Solo me quedaba despertar en un lugar que sé me conocía de muchacho aun qué las aventuras de la niñez nos indispone a tener un mejor afecto, pues aquello conquistado por lo bruto siempre a la vista de todos los que observan queda bruto aun qué por no ver como andamos nos parece primordial, ello nos desarrolla también por todo lo que convivimos nos sugerimos con la idea conocida. No es fácil generarse camino y consuelo sino tenemos fe y no conocemos de quién proviene ya qué en la oposición encontrada espacio oculto por años el mejor manejo dentro hipótesis inconscientes. Ya que es la otra parte de la soledad temida o distorsionada por la vida social aquello que hace qué la cabeza en el sentido siga teniendo precio de muerte, es allí donde cada uno le pone prioridades a lo que quiere entender del resto de solicitación organizada cuándo sucede algo que excede tal ego formado entre las condiciones.

3. Posibilidades que derivaban a la  solución inevitable con la coincidencia lograda sobre esa urgencia de imposición superada entre los individuos qué arman sus relaciones desde sus místicas palabras, esto se conoce y sé ve por qué lo qué nos identifica ya nos califica de ese modo aunque en razón de lo vivido todo seguirá pasando sí en casa no se puede distinguir ante los exteriores que nos hacen, ya que lo impuesto de principio alejado a los sentimientos van desplegando de su prepotencia qué va y viene haciéndonos cree que todo lo importante es lo que a los otros le pasa postergando por detalles la salud personal por la de aquellos que dicen tener más capacidad que nosotros. Convenciéndonos de que nuestra historia decapitada tiene que darse en la razón de lo qué a la fuerza somos aún costa de complicidad por ello mis primeras alusiones recogidas entre lo que querían compartir de mis sueños ante lo demás sufría y estaba incompleta, entendía en mi silencio qué de vivirlos para bien nunca más me fijarían rencorosamente hacia el desprecio sólo que del pensar y ver se fue haciendo perecedero. Lo qué me hacían ya no miraría con ese aspecto fantástico en mis necesidades diarias pues era suerte con molestia pero para todos los casos fui lo suficientemente maduro al aceptar lo debido me supe incorporar tantas veces como fuese necesario aun qué nunca era suficiente a la rapidez de estar en algún lugar indicado al momento justo. Esa es el área postergada que sé será desde cada aceptación personal por qué en el cuerpo pasa a ser algo más que lo ordinario. Sobre esta parte todo lo que había pensado largamente desenvolviendo los temas desde cada provocación que debía vivir, ya que para los lugareños este era un terreno difícil e iba sufriendo deterioro inconveniente sumado qué sé fue notando insostenible.

4. Yo igual seguía aun qué mis porfías en las ganas de realizar las cosas por mi mismo habían llevado a atorarme más de una vez en la calle de barro a la vista de alguno que miraba de lejos, la verdad en aquel momento lejos me resultaba todo nada podía alcanzar por mí mismo menos contaba con quién se acerque y este orientado para sugerirme ideas de confianza aquí se hablaba mucho de cosechas, de ganado o de aquellos que trabajaban y no, con ello mis afectos tuvieron más postergación con pérdida. Los hechos no eximen sí acontecen no tienen razón clara, ni reparación actual los años me irán consumiendo con mi marcha distinta, no sé sí quién se cruce notara la diferencia que hace qué aquel que sé planteo naufrago para callarse afiliándose a otras asistencias está sacando trabajo adelante para qué no vean que a la otra orilla a la verdad sigue esperando qué al menos el caminante de la vida sé afirme bien por qué sin duda amanecerá y será mejor para todos. Pues sobre el cuento retenido una trágica incidencia le faltaba a mi vida no sólo eso por él se desligaron el grupo inopinado con sus consecuencias por lo pasado desde lo que aparecería por las costumbres de este lugar la ilusión que ocupaba todos aquellos pensamientos estaba en el orden de lograrlo a los ponchazos conmigo a cuestas. Cimas abruptas que de cualquier forma frenaban mi paso iban chocándose como escenas de suertes cedidas pues yo desde este móvil delicado apaleaba talento, como podía seguir entre actitudes conmocionadas revisaban mis espacios desde el regaño audaz sobre lo que tenía que diferir en las interrupciones pensaba de qué modo se arreglaría ahora en ausencia de lo qué me mantuvo unido.

5.  Sentía ante las presencias un poco vagas para mí gusto que cuando más lo querían emparejar de distintas perspectivas vivía pronósticos entre reservas audaces ante poca comprensión, me hallaba cancelado entre un recuerdo que no sé iba de nosotros qué por más vuelta que diera venia la movida con sus brotes locuaces y lo soportaba entre esos deformes duelos viendo que a la mayoría le agrada llorar por su gracia. Mi verdad era impulsar está meta soñaba con esto que se plasma y se demuestra por aquel tiempo yo no quería nada sólo sí fuese el caso de hacer algo más para integrar  lo autentico, editarlo a partir de su logro convivir desde el amor en general. Pero todo se hizo tan dolido en los otros esperando qué mi angustia concluyese con todo lo que se estaba reparando partía en el andar de cualquier llegado a la casa brindando su espacio, su gusto y me excluía. A la verdad en muchos encontraba la sonrisa rebatible para justificarse veía en la recepción familiar la verdad atajada por risueñas costumbres con sus prontas explicaciones para qué lo evidente no se pronunciara tanto  fui hallado donde no quise estar pasando a ser en ocasiones una situación que alteraba la costumbre en los demás. Existe muy poco para marcar tendencias conducidas en su esquina aún no saltare de ayer una metáfora que estaba seduciendo los momentos con su padecimiento, que media sobre mi cuerpo repasando esas horas abrumado desde los cuantiosos disparates en convencimientos que se intrigaban con crueldad me contenía viendo atónito, pensativo como querían terminar con mis esmeros ocultaban el desagrado por la simpatía.

6. Pues ya a esa altura en los hechos yo no me  dejaba llevar a ningún extremo pues sí ello se sucedía por un propósito mío tenía sobre mi piel el mismo fin cuándo daba vueltas lo hacía asegurándome un regreso positivo e integro con el costo de perder atardeceres, en ocasiones cambie horarios a mis días estrictamente me desenvolvía con lo que tenía a mi lado a pesar de qué muchas veces no había una sombra para parar un rato, sabía que cerca no tendría a nadie dándome por enterado de que muchas molestias sumaban una mala experiencia frente a algún rescate momentáneo. Del mismo modo sentía las ausencias del pasar inmóvil cuándo prefería por la fuerza de mis brazos andar solo por distintos lugares no entendía cómo podía contar con algo que desde lo diario lo apostaban de insólito, ellos solamente se prestaban a lo más fácil ordinario sí era realizable. En esos vecinos desde el método que los mantenía a la zona en su labor de capital así era ese presente cuándo los esfuerzos no se respaldaban por éxitos de su ambiente reinaba desde las pocas ganas la discordia revivían con sus gestos la incomprensión dominante en este campo que aislaba casas con uniones o desuniones hasta que alguna fiesta familiar diga lo contrario, a los que poco concurrí con la familia allí los miembros se prestaban a un efecto cargante donde toda la atención que recibí pasaba a ser yo sí no fuera por la mama a vos no te haría nada dando a entender en los años la obligación a comprometerse adelante del grupo de hecho no hicieron nada sólo ejercen la conducta contraria. Por qué fuera del grupo existía la queja del desgano que era todo cada situación evidenciaba la mala gana encima terminada su colaboración era reprendido por la progenitora, no es raro ver las manipulaciones de todos a su conveniencia para no explicar o no ser visto en falta.

7. Pasaba a ser más mal mirado en casos esquivado a mi no me quedaba más que alejarme callado para esperar nuevos pasos, pues por los rincones era el simple pasó a decir la bronca que le daba, calando ese corazón expectante al abismo que le quedaba para disimular, para no verse mandada a compartir las cosas y qué no sea vista por aquellos que sonreían cuestionando desde los rincones ineludibles. Con todo esto floreció en el ceno familiar el interés de nuevos logros por esa vida por mucho tiempo se observaban sólo afanes que desde reposos a medias se lanzaban despreocupados en sus semblantes eran muchos los inconvenientes que cualquiera sumaba, siempre me quedaba en el filo de lo nuevo, entre aquellos desprecios con desacuerdo. Por percibirlas no levantaba la cabeza más que leer y vivir mis escritos para darlos a conocer con amabilidad como se anda con los amores imposibles, pasaba el tiempo conquistando esos días qué se sucedían. Que yo no pudiera sobre su quehacer esperando sin necesidad qué de algún lado viniera la burla de lo que hice. Por otro lado los ejercicios me hacían falta con el  tiempo me dedicaba a ello, aunque esto me obligara a estar detrás de la casa acompañado en el terreno por el gallinero a toda la vista del campo, lo que hacía de esas tardes horas interminables colmando así la tarea apacible a veces desairado acortado desde el suelo pensando qué sino me incorporaba se oponían los restos con las culpas esto me daba fuerza para intentarlo todo sólo me reía diciendo. A quien más le iba a echar la culpa sí el qué no podía y se había caído era yo sobre estas tareas arrastraba lo que sea para ocupar mi silencio.

8. Silencio que era visitado por los ojos mirones decía no necesito nada en respuesta a más qué una pregunta otra condición cuándo en verdad no podía sostener que necesitaba ayuda me salía dentro de un rato vengan a buscarme prefiriendo quedarme encajado entre los movimientos fríos del roció y la humedad hasta que la noche se apoderaba del lugar todo tan oscuro se visualiza a luz de las estrellas por la ausencia de luz eléctrica. Lo fui entreviendo que sabía de esto escribía acomodando en una mesa que trasladaba a todos lados que alcanzaba a hacer a mi edad con mi labor desde una silla de ruedas en el campo qué solo agrupaba los dispersos pobladores por faenas, y solo para quienes pudieran presentarse a trabajar dentro de su costumbre para tener más merito aparente sólo para darle el agrado a aquel que le había criticado durante largo tiempo. Pase en su repetición una lente esos primeros recibimientos fueron las etapas de su órbita, pues así las diferencies estaban entre el amor vanidoso a su posición o mostrar gran torrente del criterio sobre el amor familiar pero a cada sitio lo llenaban con lo parecido. El intendente del pueblo por razones admitidas a mi persona por qué eran las mismas razones por lo que me había apartado de lo público, ya que en su gran forma a ejercer su resultado estaba emparentado con el daño. Porqué ofrecían soluciones la mayor parte de ellas desarticuladas con escenas y condiciones para la tarea que uno puede desenvolver. Que a la vez me hacían ver acortado sobre la posibilidad que tenía qué se había desplazado con este marco qué aún está con tanta absorción de atrasos distinguidos tratando de vivir con felicidad.

Pgina [1 2 3 4 5 6 7 8 ]
mario250
mario250
Solo, no me quedaba como buscan de hacer ver en el presente, que trata de aumentar, sus calces y descalzos... Ayer estaba all hoy estoy ac  acomodando mi persona, desde las cosas tiles del personaje.
Las hojas, que también se me fueron estropeando mucho, se corrompan por lo cual tuve que incinerar aquellas sobras desfiguradas, y me enfrentaba a mudanzas, donde todo tenia que acomodarse a lo amplio. Pero también precario para mis movimientos,donde el carcter de lo que soportaba  sin descanso mantena heridas.
Frente a situaciones irreparables con su tiempo dedicarme a un nuevo comienzo, sobre una maquina por dems resentida, significara la practica de ella al menos el sol y la intemperie con sus vientos, no la castigaron sola.
Yo estuve donde me la llevaban, peleando con los insistentes soplidos en las puntas de tormenta, para que al menos me arrastrare el menor numero de hojas posibles-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
---68. buscando la suerte de que algn chico estuviera a la curiosidad del voleo, porque si no hubiera perdido mas.
Y se me hubiera ensuciado ms contradiccin, a la luz con sus nuevos conflictos.
Y lo cierto es que de todos los que saban la historia, avanzaban sobre lo perdido, olvidadizos y todo se retornaba a su favor, siguen camino despreciando el hecho que nos conduce en la vida, a ser individuos razonables.


mario250
mario250
Conociendo que lo malo, se da para lo malo y segn sabe ser tomado, por bueno con sus resultados inquisidores, y s hay quien practique lo malo andar siempre en prosecucin lo bueno, logrado por otro.
Porque si vive aquel que ha hecho bien, es porque supo dejar lo malo que avanzaba sobre el descuido, pues el descuido es el pasaje sensual de la muerte, causada en la condicin dada a entender, o soportada a modo de esclavitud por condena diaria.
Al no haber otra cosa, que hacer ni otra cadena que le sostenga.
Entonces lo que conviene pasa a  pactar, a convivir con lo insalubre, aunque algunos lo vean y otros no.
La vida del campo también hace convivir cosas que se palman a contrato de la conciencia por los sueos de la posesin, que siempre ejercen su  derecho hereditario o no a veces equivocados en la suma de enfrentamientos y se crean recreando sus grandes barullos.
Aquello que lleva  al despojo de los que cohabitan con el sin el menor miramiento, viven con el decir que buenos que son... Todava nos busco una salida... Cuando la realidad ensea que no hay otra posibilidad repitiendo el método de los negocios sociales.
Vividos por su propia exploracin-
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---69.  unos se ayudan porque es imprescindible ayudarse, caso contrario nadie podra sobrevivir un presente, partido entre voluntades, qué hacen del dinero su particin predilecta,ante otros que se acuerdan porqué una ley virtuosa sobre aspectos diarios rige.

mario250
mario250
Ya que es sabido que la ley sacrifica sus victimas o perseguidores, por celosos que sean...en su rutina se aplica el secreto que no es, pues comparte la alianza qué agasaja la alianza, que el hombre desprecia o equivoca , qué nos mantiene ya que aparecer  quien diga ser custodio y sea partidario del fracaso.
Y quiera convencer qué en el no hay nada malo... Lo malo es como el hombre administra la ley que solo esta para cumplirla y no para que cada uno le imponga puntos de vistas hacia la vida en los dems, mirando cosas resueltas inexistentes.
La correccin no esta en la norma, que sé busca evitando otra, si no en el amor porqué todos queremos hallar el bien, pero nunca para que otro sea dominado, por el espanto entre las bravuras ideolgicas sobre mi historia mas bravo era su parecer.
Aumenta cuando esta que se convive es ms que una obligacin, yo sabia que no poda hacer nada para detenerme, ahora me necesitaba bien, lo menos contaminado posible.
Lo complejo de de una situacin ante mi vida, era tener que cuidarme de aquellos que decan qué hacan todo, y desde sus maltrechos buscaban justificarse en su ventura, como aqu lo hacen todos para verse en sus dichos.
Tenidos de su ocioso mundo de conceptos, a veces ante aquellos restos inmaduros me deca, asfunciona la gente, oportuna qué vive escarbando lo que me conviene ,muy pronto se envuelve en cualquier objetivo-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---70  y busca en su rigor desafiar lo que no entiende. Que hacer para que confié en m y no me tenga por rencoroso, mientras que las posiciones inauditas tomaba posicin

mario250
mario250
No paraba d mirar aquel estado del material de la casa, con su despensa derrumbada,, donde se haba pasado como una obra de terror, esas inundaciones que reiteraban perdida, no tan molestas para todos.
Pero a mi me arruinaba lo que poda forjar, que siempre dificultaron da por da, sin olvidarme que la necesidad era grande, an tirando desde riesgos diferentes que cada uno entenda para s.
Estando all no causo la muerte de alguno ms que sus aos, s muchas perdidas.
O lo poco que fue quedando en el tiempo, de lo que alguna vez haba impedido, los movimientos normales del avance en una silla de ruedas, llevada a los empujones, solo por s las cosas producan mejoras u olvidos.
Esa realidad para mi vida ya incomodada fue verdaderamente poco rescatable, de all entre goteras, sorpresas con los factores conocidos, sensibilizar el valor de todas las cosas, era insostenible, s el intento de evitar confusiones mayores, cobro en lo distinto mucha sospecha, y vacilacin en el fin de sus derivaciones.
DANY MARCEL... En 1987 lo halle solo con la seguridad que busco , mientras todo a mi alrededor acometa con su interpretacin.
 a veces lo consideraban pero solo por obligacin y por no tenerme que ver en el suelo.
Y pudo este esfuerzo encontrarse con mi sacrificio, para desenvolverme sobre otro momento de sin sabores y perdidas-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---71. que ya ni siquiera me importaba que sucedieran, pues solo defenda lo que era correcto y conoca..
Mi propio estilo, simplemente demostrando aquel logro, eso reposara como un ello, y sostenido entre mucho desconcierto por lo que decidira, pues las razones de la casa se tornaban imposibles.
No solo buscaban su cuestin ms propicia, si no que el desprecio de todos, haca ver entre los esquives de dialogo, qué yo lo que iba desarrollando disfrutara el doble, sus intenciones y mi intencin se  chocaban por caminos diferentes.

mario250
mario250
Y también en la suma de causas loables, perd el cario de las personas que estaban conmigo, sirviendo nicamente para su complicidad. En esa etapa viendo que era tan débil, le ped a CRISTO que afirme mi FE y me fui corrigiendo en la oracin, empece a preocuparme por la salvacin del alma.
 pero todos discrepaban hace tiempo menos los abuelos que ya no estaban  conviviendo lo diario, qué esto era as, y expresaban alteraciones de prueba para desairare, ms porque casi no devolva aquellas agresiones.
Muchas veces en el silencio me encontraba con CRISTO, y todo lo que le ped fue atesorado en secreto.
As se fue mucho tiempo sin entender, lo que estaba pasando a todo lo que era generado con maldad no le d, ni le doy parte, y no enseo para que otros caigan.
En 1988 no fueron considerables los escritos, solo las poesas se destacaban-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---72. , que pude interpretar desde aquel pulso que ante reacciones malas tiembla , pues ya casi mi maquina estaba impedida, aunque yo la use hasta que el oxido no me lo permiti ms, entre aquella confusin de versiones.
Ya que también comenzaba  definitivamente a perder comunicacin con MARCELA, y no contara con ninguna clase de aporte, cosa extensiva a solo por mi trabajo.
S buscaba errneamente dentro de mi familia.
Ya que todo pasara por los pocos afectos que encontraba como respuesta, y perdera ms comunicacin pues en lo pasado no era fcil de asociar, me llevara en el menor descuido a perder ms objetos, que solo por esos gustos entretenidos se me estaban negando. A modo de exhibir trofeos que no tenan nada que ver con la necesidad.

mario250
mario250
As que esto que se daba en la casa, siempre sin comprender recorrida instintivamente, hasta que empez a ser una guerra contrapuesta sobre la lucha diaria, que de distintas famas ejercan sobre m tiempo de atranco y duracin, de estudio formal sobre lo que pretenda de mis modos, y razones ajenas a la voluntad de la familia.
Es decir al principio s bien se preparaba, desde mi mente, no lo pude aplacar con esa practica qué no se desvirtuaba ante las barreras, por ello sin cuestin que se aplique de fondo.
A nadie pareca importarle nada, aunque yo  lo comprend de esa forma, desde que haba empezado a escribir solo. Pasaje de la historia que vive esperando confianza y logros, y que se disuelve en las consecuencias sociales, todo se promova de otra moda la qué exiga, y nunca se reparaba en si misma para no cambiar.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---73. Antes de cambiarnos de lugar, todos buscaban prepare para irse, pero siempre pensaron, que estaban teniendo esa vida en el campo por m causa, y ante cualquier enojo yo pasaba a ser tenido por menos, por la situacin dramtica de toda mi vida, resumida a aquellos aos en lo que poda defenderme solo y estaba bien, a comparacin hoy no tengo derecho.
Cualquiera poda provocarme de todo y esperar que bajo techo se desate la tormenta, ya qué la responsabilidad en todo fue ma y sé me escapara sin que yo lo pueda equilibrar.
Con un tanto de ilusin como suplantar a quien me respaldare en los trabajos,  que estaba realizando insistentemente, ya que inicialmente fueron inalcanzables.
Era una falta que suavizaba irremediablemente.

mario250
mario250
Ese personaje poetizado, que de algn modo mantuvo listo al poeta, sobré el repazo fue consumido de supera,r el tiempo me dice qué pasa cando descubro que todo es para bien.
Mas mi piel se seca y sé prepara, para enfrentar lo simplemente se va a afrontar, yo se que nadie quiero llamarse dentro por temor, a ver que las cosas pueden ser diferentes.
Pero creo con perdn hallarme en su camino de los logros responsables, cuando presencie  a dcil y gentil primavera, las ideas daban vuelta en mi cabeza, era la estacin esperada donde todo en su encanto se renovaba , sabia que no poda dejarme llevar por ella, atrapndome, en los brazo qué no son de utilidad.
En su momento me he desvivid por pensar que detrs de estas paginas se hallaba siempre la mejor sonrisa, aquella que un da tomara forma y vida en mis poemas, no importa que tan duros fueron los momentos, porqué el tiempo en su obra justo nos har testigos de la verdad del amante.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---74. Que se sabr jugar  por su amor cuando las fosas ahondadas, traten de evidenciar su falta de luz, este sabr elegir para tomar posesin con lo que acontece y es verdad.
Pues no caer el que mire bien su caminar, sino en  nombre de quien camina, aun sea que el cuerpo no sirve para nada, cuidado o descuidado, y no lo posea.
Porqué sin duda se vera destinado, aquel que halla permitido levantarse, como han querido desconcertar mi vida, desde otra  costa miraban los otros.
As con una mudanza sencilla y rpida deje de cartearme con aquellas amigas con las que mantena tan rico vinculo, sostuve por un tiempito, alguna que por compromiso a la situacin
Esta era ALEJANDRA  quien me escribiera por el diario y supo demostrar humildad en las cartas.
ero en realidad el tiempo posible ya lo estaba gastando en los ejercicios, pues todo deba acordarse de nuevo, las alteraciones causadas estaban por todos lados, y conforme me sostenia a lo mejor que fue pasando.
Aun del recibimiento de concepto estara muy lejos, sabia que yo no era el dueo, pero tuve gran  participacin en toda confidencia.
 
mario250
mario250
En cuanto a lo que vigilaba a mi lado, con ganas de encontrar algo entre los restos, y paso que de tanto preguntar aparecan desparecan papeles, con poesas o cartas que vertiginosamente cambiaban de lugar.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---75. Hasta el punto de terminar en conversaciones inalcanzables,  y de  los chistes paso a la burla y fui burlado desde las razones que se crean imponer, que tenia  nombre, con la participacin de los celos, hasta provocar del medio lo irreparable.
Lo peor asomaba después ante los que llegaban a ver, se presentaban como s nada, esperando qué yo no diga nada, y no deca nada porqué de sus acciones no poda hacerme cargo, me callaba como siempre me callo pues su fin me era vano, ellos solo cambiaban los argumentos.
Por aparentar corderos en su manada, pero se exhiban en el abrir o cerrar de situaciones lobos que esperaban morder mis manos, que escriban.
En reunin sabia comentar, de la existencia de artculos que hablaban de estas cosas, y referirse a estas cosas era llamar al odio... Jamas se detuvieron para mira la vida del amante.
Hubiera bastado con que hubieran corregir su andar merodeador, para que al menos digan... CHE...Ellos hablan pero cambiaron, actuando si me sepultaron las notas, eso ha sido muy cruel para m pues en donde iba su semilla se dispersaba, por el cuento que la mayora otorga en su acomodo.
S es obra general sobre un pas, una ciudad qué se puede esperar de un pueblo, poblado desde sus mismas maas.
Estos ven que alguien camina porque tiene pies, que andan presurosos cuidndose en lo frecuente tranquilo, porque sabe el portador de qué son capaces-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

---76. de hacer los otros pues ellos en el descuido de otro también lo saben hacer, aunque todo sera de acuerdo, a lo que sea sobre la vida.
Porqué la verdad dice no necesitamos profesionales,qué se hacen a empujones y a la fuerza, por qué estos dicen ,, s no me acomodo para mandar y mantener, los otros me devoran... Sino que necesitamos profesionales que se preparen, para mantener el equilibrio, de lo que haga falta para procrear generaciones de bien, qué no hayan dejado estropearse con la fantasa, divulgada entre la sordera y el oxido.
Pues el fantasioso de esto hombre o mujer, espera a que le den las cosas, sabiendo que en la vida,, se genera lo que se tiene.
Siempre y cuando sé obtenga posibilidad de adquirirlo, formndose papel tras papel los grandes negociados de la gente que se halla pudiente.
Anexandole a mas entender copiado mejor ley, favorable o no, todo esto pasa  porqué esa gente lo hace funcionar as, y el que se quede en el medio, por una irracionalidad.
Para estos individuos, pasan a ser despojados de derecho y tenidos en lastima, olvidando qué quien ha acomodado la sociedad a su antojo, son los intereses que ellos han potenciado ante los dems, de la misma manera lo que logran es lo que le viene encima.
 
 
mario250
mario250
Porque cuando alguien ama para hacerlos dignos, sus hechos de amor se repliegan, tras las faldas de cualquiera para acercarse mas al odio.
No tuve mucho para simplificarme, a lo desposedo y sobrellevaba toda realidad en la misma manera, solo me explicaba algunos términos-
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------, 

---77. pero no me conformaban, tome parte en cosas que unan lo diario sobre la mesa, porque me encontré que muchos que dijeron ser visionarios ante la gente, le daban muerte y desesperacin a la para, salida de sus labios, y todo vino a ser el mismo conflicto.
Para mi, aunque la multitud los escuchaba a ellos, para mi solo era el cuidado, de hacer mal, provocando mi mismo encierro, callndome ante quienes se insultaban.
mario250
mario250
Porque a la vez deba entenderlo y tenia que dejar que esas aguas pasen, sin darles mi participacin, ante aquellos que se relacionaban indiferentes solo era parte, de lo que edificaba la vida qué daba a consideracin del que la tomare.
Cada fin de semana estaba en el pueblo de MELO ya que esto que habite, y hoy me ha demostrado que trate de dar lo que pude, entre tanta torpeza cometida. El campo perteneciente a su Zona Rural, esta situado a dos leguas de distancia. La Ciudad de Laboulaye me quedaba a seis leguas de ruta.
Sabia ir a Laboulaye, segn los compromisos, y a condicin de mis padres todo reviva aquella encrucijada que hasta aqu era mi vida, dos o tres veces en el mes.
Aparte porqué era el til medio de vida, a falta de provisiones, ellos siempre pensaron que por esos viajes, de perdida de la disponibilidad hbil de mi persona, yo me diverta porqué miraba, estacionado con el coche donde poca gente pasaba, a   veces apareca alguna conocida a las cansadas.
Pero esto para mi deba una realidad, hacia tiempo que por estos lugares, no encontraba ms la importancia que antes le daba-
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
---78. ya que también como en distintas etapas, haba conocido gente, que no le importaba ms que su prenda y de donde prenderse,a veces lo entenda pero al generarme conciencia, me aparte de aquellas cosas. en m tuve aprecio por la mejor parte en esa Ciudad.
Andbamos para completar las compras, y mas porque el sueldo de mensual nos exiga hacerlo.
As a mi vida se sumaban acontecimientos, donde toda nia que vea me expona a su encanto, teniendo en cuenta qué no queran, que recurriera a las conocidas, y yo solo sufra porque aproximado en el regreso a la casa volvan los malos modos, y el mal trago se generalizaba, hasta a veces algunas tas tomaron parte,por la forma aparente.
Desde esas acciones me quede ms solo con toda la exclusin, de contar cosas que en mi estado no poda evitar ante nadie.
Y s lo poda evitar me retiraba, solo donde nadie de la familia poda alcanzarme ,a veces no quera que ni me gritaran s era cualquier cosa, pero para todo deba incluir como norma que aquella pastilla me seguira uniendo sobre la seguidilla de desprecios.

Pgina [1 2 3 4 5 6 7 8 ]
Comenta